Punto de fuga.

Cómo me llamo no es relevante ahora… nunca lo había pensado, porque nunca hasta ahora tuve conciencia de lo que soy. Estoy en ese punto de extrañeza hacia mi propia existencia, pues a decir verdad he comprendido que existo, que tengo forma, color, sensaciones, si se quiere matizar…

El tiempo no es sino mi recipiente, de modo que al estar siempre ahí no tuve necesidad de medirlo ni de imaginar cómo funciona. En el momento en que vi el reflejo, todo comenzó a deslizarse en mi memoria, a cobrar sentido. Continuar leyendo “Punto de fuga.”

Contra el Cosmos

Borlas de purpurina desparramadas sobre un mantel de lentejuelas. La nebulosa anciana que colorea la entrada desaparece a medida que te acercas al punto negro, solo uno, pequeño como la mentira de un niño. Y de pronto el azul del tiempo y el espacio que pasan rápido. Los colores se centrifugan y dejan de existir. Allá donde vas no necesitas nada porque lo eres todo.

Marcos A. Palacios

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional.